Tradición familiar. Un horno que lleva encendido tres generaciones. Panaderos artesanos desde 1930. Dulces, salados y panes.